Chrysler Crossfire

El Chrysler Crossfire es un coche que sólo cuenta con dos plazas. Se trata de un modelo que el fabricante americano diseñó con un estilo muy parecido al Mercedes SLK. Sin embargo, en este caso debemos destacar que su precio es bastante menor que la versión del fabricante alemán.

 

Es evidente que el Chrysler Crossfire es una opción ideal para los amantes de los coupes deportivos, pues se trata de un coche de pequeño tamaño en el que el conductor está realmente cerca al suelo, sentándose por debajo de los conductores de los coches más convencionales.

 

Su tracción trasera permitirá también disfrutar de una conducción más agradable para los aficionados a la conducción más deportiva, pues tenemos que recordar que este coche tiene 218 CV y un peso de 1388 kg. La caja de cambios se ofrece con dos opciones diferentes, manual de 6 velocidades o bien automática de 5 velocidades, usando el mismo sistema que Mercedes.

 

Llama la atención su alaerón trasero, que permanece oculto hasta alcanzar los 60 km/h, cuando se despliega y de este modo logra proporcionar un agarre mayor a la superficie, dando al coche mayor seguridad. El maletero del Chrysler Crossfire no es demasiado amplio, de un tamaño similar al de un Audi TT.

 

El equipamiento de este coche es ideal también, pues podemos encontrar una gran cantidad de complementos que vienen ya en el equipo de serie de este coche.

Motor del Chrysler Crossfire

El motor del Chrysler Crossfire es un 3.2 V6 que ofrece una potencia de 218 CV. Su velocidad máxima es de 240 km/h y su consumo es de 10,4 l/100 km.


Precio del Chrysler Crossfire

El precio del Chrysler Crossfire en Europa es de unos 40.000 € mientras que en Estados Unidos podemos comprar este coche por unos 25.000 $. Sin duda un precio asequible comparado con el Mercedes SLK.

novedades Fotos Chrysler Crossfire